Full text: 1923,Jan., Repr. 1980 (1923000200)

La Falange 
épocas no se marcan por determinado pe 
ríodo de tiempo, sino más bien, por la in 
fluencia de unos cuantos genios que dieron 
a la dramaturgia un sentido de más pro 
fundo humanismo. Esos genios fueron Cor 
neille, Racine y Moliere; que representan 
en Francia, como las dos grandes Carátulas 
de Esquilo. 
Con una admirable claridad de visión, el 
autor nos hace asistir al nacimiento del arte, 
dramático, despojado en parte de sus ele 
mentos litúrgicos, así como también de las 
bufonerías de los jongleurs, cuyas canciones 
de gesta fueron, sin embargo, como la cé 
dula primordial que dió origen a la pieza 
completa teatral y definitiva. 
El drama más antiguo conocido en Fran 
cia, escrito ya en lengua francesa, según 
Mr. Julleville, se llamó Representation 
d’Adam, de autor desconocido, y cuyos perso 
najes eran Adan y Eva, y algunos demonios 
es decir, actores encargados de representar 
un papel infernal. En este drama primi 
genio, la serpiente bajo la forma de un 
demonio, y Eva, son los personajes princi 
pales. Toda la vida del drama gira alrede 
dor de la tentación. Nuestros lectores verán 
con curiosidad, el siguiente diálogo de la 
Representación de Adán, en que se verificó 
la seducción de la primera mujer: 
Satán a Eva: 
Tú es faiblette et tendre chose, 
Et es plus fraîche que la rose. 
Tu es plus blanche que cristal, 
Ou que neige sur glace en val. 
Dieu vous a très mal accouplés. 
Tu es trop tendre, Adam trop dur, 
Mais täte fois tu es plus sage, 
Tu as gran sens en ton courage.... 
Je vous préviens d’un gran engin, 
Que vous est fait en ce jardin. 
Le fruit que Dieu vous a donné, 
N’en soi guère de bonté, 
Celui qui il a tant défendu. 
Il a en soi très grand vertu. 
En lui est la grace de vie, 
De pouvoir de seigneurie, 
De tout savoir, le bien, le mal. 
Eva. 
¿Quel gout a til? 
Satan 
Un goût celeste. 
A ton beau corps, a ta figure, 
Bien conviendrait telle aventure; 
Tu serais la dame du monde; 
Monde d’en haut, monde d’en bas; 
Tu serais tout ce qui existe, 
Et serais maitraisse de tout. 
Eva 
Tel es ce fruit 
Satan 
En vérité. 
Eva 
J’en ai plaisir rien que le voir. 
Quoi donc, quand tu l’auras mangé. 
Hemos dicho que Le Théâtre en France 
comprende desde sus orígenes hasta la épo 
ca contemporánea. Pero al tratar de esta, el 
autor omite los escritores actuales, vivos de 
Francia. Teme que el apasionamiento lo lle 
ve a formular juicios interesados y parciales. 
Y deplorando, la falta del libre albedrío en 
la escena, el libre albedrío que él considera 
como un resorte de la intensidad dramática, 
y clamando también contra la influencia del 
determinismo que, según él, tiende a des 
truir el teatro suprimiendo el elemento esen 
cial del interés, nos dá esta picante conclu 
sión final. 
“Puede uno interesarse en las marionetas, 
con tal que llegue a imaginarse que ellas re 
presentan a hombres; pero no se interesará 
jamás en los hombres mismos, desde el mo 
mento en que llegue a creer que éstos son 
marionetas en el fondo”. 
124 
[ 15° 1 
S. R.
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.