Full text: La expedición de César (013)

  
Ó LOS TITANES DEL MAR 13 
. Cesar trató de prestarle su ayuda; pero el herido le : E S 
dijo con voz que se debilitaba por momentos: ] 
—Es inútil. Marcos Obregón... sabe lo que son heridas 
y tiene... bastante con esta. | 
—¿Quién era este caballero anciano?—preguntó Cesar. - 
—Don Lorenzo... Pérez de Castro... Visitador de...las 
posesiones... de Ultramar. Sá | 
Poco después, aquel desdichado expiraba también. 
- Cesar permaneció pensativo un largo espacio contem- 
plando aquellos dos cadáveres, y después dijo: 
—¿Por qué no puedo yo ser ese D. Lorenzo Pérez de 
Castro? Esto podría facilitar el desempeño de mi misión. 
Inmediatamente dispuso trasladar á la goleta todo 
cuanto había en aquella cámara. id ad 
Asi mismo, hizo trasladar todos los papeles del barco, 
los equipajes y el dinero. AE des ! | 
- Después, conforme había dicho á Rojas, se puso una 
larga mecha á la Santa Bárbara, le prendieron fuego al 
_separarse la goleta del bergantín, y aquélla permaneció 
dando bandadas á lo lejos hasta que una horrible explo- 
sión y una inmensa llamarada, demostró que el bergantín 
había desaparecido llevándose á los abismos del mar el 
secreto de lo que en él había pasado. 
TEE 
LA BAHÍA DE LA LUZ 
O POR: 
Una vez que hubo desaparecido el bergantin, la goleta 
emprendió resueltamente el rumbo hacia la bahía de la 
Luz, que así se denominaba la que Cesar había pregunta: 
do: 4 Arreguial GORODÍA. o caco O 
 Iomediatamente se encerró Cesar en su cámara y em- 
- pezó á inspeccionar todos los papeles pertenecientes á' 
- aquel D. Lorenzo Pérez de Castro, que había encontrado 
sepultura en el fondo del mar. els: 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.