Full text: Una expedición de Montbars (026)

Ó LOS TITANES DEL MAR 
Al amanecer, las calles estaban llenas de cadáveres; 
los soldados que no habían muerto, ó estaban heridos, 
habían abandonado el poblado y los piratas eran dueños 
del terreno. 
Muchos de los ricos comerciantes pudieron escapar 
también entre la confusión, pero muchos también queda- 
ron prisioneros. aged | 
Los hechos por Florencio y Martín fueron respetados 
y tratados con la mayor consideración. 
En cambio los que hizo el Marsellés, maltratados y 
abatidos, estaban custodiados por sus piratas, que á imi- 
tación de su jefe les llenaban de insultos y de golpes. 
Todos los prisioneros los habían reunido en la gran 
plaza del poblado, donde también iban reuniendo todos 
los objetos del saqueo. e Sd 
_ Florencio, que había hecho algunos prisioneros y sua 
soldados reunieron un buen botín, pasaba por la: plaza 
cuando en el grupo donde estaban los presos que corres 
pondían al Marsellés, presenció una escena que le llenó 
- de indignación. OS da ] 
rostro á una negra que por las apariencias era joven. 
Un caballero que estaba á su lado, al ver la acción 
del pirata, aun cuando tenía atadas las manos, quiso 
interponerse entre el soldado y la negra, que lloraba al 
verse objeto de la tenacidad del agresor. | 
Uno de los piratas trataba do separar las manos del S 
Este dió. un goJpe con la culata del fusil al caballero, 08 
- que cayó al suelo, y la negra al verlo corrió hacia él. 
Pero el pirata la sujetó y dijo: e Po | 
_—Ahora ya no me contento con verte el rostro, mo- 
rena, que vas á darme un beso. | 
e —Lo primero que se os ha encargado, —dijo Florencio 
- deteniendo al pirata,—es que respetéis á los prisioneros. 
- Volvióse el pirata, reconoció al capitán y se alejó 
telutfiflaado. o, 14 A AMtnO, COPILORE OA E BN 
_. —iSalvadme, caballero! —dijo la negra en voz bajaá 
IOTEplO.. OUT LAO LAN IA Y EE 
- Este la miró sorprendido. e 
Aquella manera de hablar, no era de una negra. de 
La miró muy atentamente, y sin duda esta inspección 
llamó la atención del caballero que antes trató de defen- 
- derla, perque dijo á Florencio en voz baja también: a 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.