Full text: Las manifestaciones de César (033)

LA BANDERA ROJA 
VI 
BUEN ACIERTO 
: Poco á poco fueron saliendo de la Esperanza todos los 
Capitanes, quedando solos Cesar, Bernardo y Carlos. 
-/ —Como tú has de ser,—dijo Cesar á Carlos, —quien 
- mandes el grupo que ha de escalar el fuerte de la derecha, 
voy á demostrarte del modo que debes proceder. pues yo 
ya he reconocido bien el terreno. Me alegro que Bernardo 
- esté aquí, porque también procuraré que vaya contigo 
- para que enseñe á los demás. 2 | 
-— —Y contigo, ¿quién va ir?—preguntó Carlos. | 
. —No sé quién me deparará la suerte; pero de todos 
- modos haré que venga Florencio. Es hombre de vista se- 
- gura, de una gran serenidad y puede servir bien, 
- —¿Por qué no le avisamos? —dijo Bernardo. | 
-—Como quieras. Mientras Carlos va á buscar algo que 
- es indispensable, ves á ver si encuentras á Florencio. To- 
- dos me encontraréis en el tabladillo que hemos habilitado 
- para muelle. Allí está el bote que ya tenía preparado. 
Salió Bernardo, y poco después Carlos y Cesar aban 
_donaban también Ja fragata. NALES , 
—¿Qué quieres que vaya á buscar?—preguntó el pri- 
mero á su amigo. A o A 
-— —Una cuerda muy delgada y muy larga, y dos dagas 
- 6 puñales de los mayores que encuentres en el almacén. 
Sl Dario tiempo coge una escala de mano, pequeña. 
-—"Garlos se dirigió hacia un barracón que había levan- 
tado en un lado de la playa, donde guardaban todos los 
utensilios de los barcos. A O O | 
Cesar se quedó paseando cerca del tabladillo, que for- 
- maba un muelle provisional. e 
- Al pie estaba un bote con los remos cubiertos de algo- 
| -dón para que no produjeran rumor alguno. 
  
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.