Full text: El millón de la heredera

A. CONAN-DOYLE 4 61. 
La sirviente que tan mala noticia 'aca- 
aba de dar á Tom, llamada Rebeca, era 
doncella de Kate. Había estado en la 
asa y continuaba en ella por imposición 
e Ezra, que gustaba á ratos de su lindo 
Palmito y del cual estaba ardientemente 
thamorado. Tenía unos furiosos celos de 
sate, y de aquí el que se alegrara de todo 
0 que podría ser un mal para. ella. Por eso 
Se habia complacido en responder negati- 
Var á las ansiosas preguntas de To- 
ÁS. 
Oyendo estaba todavía el paso del joven 
Que se alejaba, cuando oyó otro paso más 
Yo que se dirigía hacia ella y sin duda 
Conocía, puesto que pareció impresionarla 
Vivamente. : 
El vestíbulo estaba mal alumbrado por 
l gas y la joven estaba envuelta en la pe: 
Mumbra. Al divisar vagamente su silueta, 
UZra, que era el que llegaba, lanzó una ex- 
clamación de sorpresa. pude 
- —No se asuste usted, señorito Hizra, soy 
Yo—dijo ella en voz baja. | 
- —¡Que el diablo te lleve! ¿Qué haces 
aquí de fantasma? 
. 
-—¡Oh! no es la primera vez que usted 
Me encuentra aquí y nunca se ha enfada- - 
“0 conmigo. | 
-—Tienes razón, chiquilla. Es que hoy 
6stoy muy nervioso... ¿Dónde andan los 
Otros? : do 
.—Juana ha salido. La cocinera y Wil- 
liams están abajo. 
- —Entra conmigo aquí en la biblioteca. 
Quiero hablarte... Ven, siéntate aquí... ¿Se 
Marcharon por fin al campo? 
—$í; esta tarde á las tres. 
—¿Ella no ha dado alguna escena? 
- —¿Por qué había de darla? Si aquí'no 
Se cuida nadie más que de ella... Y usted 
el primero de todos. Antes, siquiera, me 
hacía usted caso alguna vez; pero ahora... 
Y se echó á llorar. | 
—A ver si acabas — dijo Ezra impacien- 
—Necesito que me des informes, no que 
Ye pongas á gimotear... ¿Se ha mostrado 
ella tranquila y conforme con la marcha?... 
—Sí—repuso la. doncella sofocando un 
'OZO 
«—¿Le has oído decir á mi padre á dón- 
€ iban? TO o 
—No; le oí solamente decir al cotheró 
Ue guiara á la estación de Waterloo. Na- 
a más. ad AGO 
y 
—Pues bien, yo te lo voy á decir. Van 
al Hampshire, á un lugar llamado Beds- 
worth, que está junto al mar. Y yo quiero 
que tú vayas allá también. 
—¿Yo? ¿para qué? 
—Porque necesito tener allí alguien que 
mo inspire confianza. 
—¿Pero usted no irá, se quedará aquí? 
— o | 
—¿Entonces voy á estar siempre sin 
verle. | 
- —Ya me verás. Iré todos los sábados, y 
si las cosas marchan bien, con más fre- 
, cuencia. Eso puede depender de ti. 
—¿De mí? ¿Qué tengo que hacer? 
—Ezra vaciló un instante. 
—Tú estás dispuesta á servirme siem- 
pre, ¿no.es eso? 
—Demasiado lo sabe usted. Cuando 
quiere de mí alguna cosa parece acordar- 
se; pero después me deja abandonada co- 
mo se deja á un perro. | | 
—No creas esas cosas, chiquilla. Yo sé 
lo que vales y te lo probaré antes de lo 
que tú crees. Por eso mismo —añadió pa- 
sándole cariñosamente la mano por el ri- 
zoso cabello —quiero que seas tú quien va- 
ya 4 Bedsworth. | 
—¿Y qué debo hacer allí? co 
—Servir y dar compañia á mistress - 
Harston. EA Ie 
—¡Maldita sea! —gritó Rebeca levantán- 
dose de un salto, con los ojos relampa- 
gueantes de odio.—¡Siempre ella! ¡Todo 
por ella!... ¡Oh, no! Hágame usted peda- 
-zos si quiere, pero no iré. | 
—Rebeca—dijo Ezra lentamente. —¿Tú 
aborreces á Kate? Se 
—Con toda mi alma. e 
—Pues bien, yo la aborrezco más que 
tá si es posible. Si antes he pensado en 
hacerle el amor, ahora es todo lo contra- 
rio; puedes estar tranquila respecto á eso. 
- —Entonces, ¿por qué me enviáis á ser- 
ada tio id 
—Porque quiero que haya á su lado al- 
guien que comparta mis propios sentimien- 
tos hacia ella. «Si nunca más volviera de 
allíp, me tendría sin cuidado — y al pro- 
- nunciar con singular expresión esas pala- 
bras, sus ojos se fijaron profundamente en 
_la doncella. da ua pogaS ÓN 
—¿Por qué me mira usted de ese modo? e 
¿—No te importe. Ya lo comprenderás y 
. podrás prestarme un gran servicio, ¿Irás? PS 
É . 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.