Volltext: Tomo 1 (01)

A TN CAOS SOLO 
tidad de energía que había gastado Zim- 
ba sintió como una po grande en su 
cráneo. 
, Echó la cabeza hacia atrás y se des- 
«vaneció. 
La canoa introdújose de nuevo en el 
remolino dió vueltas y marchí3 sin rumbo. 
XVI 
El «La Bourdonnais» uno de los más 
hermosos navíos de guerra de la flota fran- 
cesa marchaba á lo largo de Madagascar en 
el canal de Mozamb-que. 
Era un domineo y los marinos á quienes 
no llamaban para las necesidades del ser- 
vicio estaban reunidos en el puente en pe- 
- queños grupos contíndose historietas 6 
cantando canciones del país: 
De repente un hombre gritó : 
—¡Canoa á babor! 
Hombres y oficiales se apresuraron. 
Vieron entonces el extraordinario espe>- 
4 
táculo de una canoa flotando á merced de 
las aguas y portadora de dos hombres 
inmóviles, una negra y una niña abrazadas 
- y un perro en la proa. 
Por todas partes se oían órdenes; el «La 
Bourdonnais» se detuvo; Mo Dotes: fueron 
echados al mar. 
Veinte mar. nos se lanzaron E ios 
hs “sobre sus remos navegaron des )5amente 
hacia la canoa. 
Media hora después la habían remiol- 
cado hasta el buque. 
pe —¡ Quién va ahíl—exclamó ' Al oficial. 
ed Francés |—respondió una voz afable 
que: salía del fondo de la embarcación. 
Los naúfragos se. pusieron en pié; se. 
salvó desde luego á la negra y á una gra- 
ciosa jovencita, cuyo. TOstro aparecía de- 
_macrado por. largos sufrimientos. 
Después se trajeron á dos heridos, de 
los. cuales el uno negro do de de de estatu- 
ed parecía desmayado. 
El comandante de «La oia cum 
plió con los deberes de humanidad. 
Los sometió á interrogator:o3 y más tar- 
. ordenó oa á todos á 
Er idilmicie del médico de A bordo 
se desptadatoh | los. Ee:indl Aesidos. 
«duros y Ásperos ¡cayeron 
“aumenta grandemente; 
a enfer- 
Al quitarse los vestidos el que se expré 
saba en lengua francesa, varios cuerpos 
sobre la sur 
perficie, 
El practirante de crugía los recogió. 
—¡Oiga! ¡diamantes !—dijo. 
El médi.o se volvió. : 
—¡ Deja eso, idiota, y ven á ayudarme é 
curar á este negrillo, : 
El «La Bourdonnaijs» cubierto por un p* 
_nacho de humo, había vuelto á tomar 
camino del Norte dejando trás sus Dé 
_ces un reguero de espuma. 
SEGUNDA PARTE 
UN DRAMA EN NEW-YORK 
En París una tarde de Octubre de 1990, 
ó sea, doce años después de los aconteck 
mientos que acabamos de relatar. 
Era la hora en que en la gran capi 
las oficinas y los talleres cierran sus puef 
tas, era la hora en que entre la bruma Va 
porosa de las tardes otoñales, las terraza 
de los cafés se iluminan y la circulación 
esa, hora incierta 
en que n> es de día ni tampoco. completa 
- mente noche, 
_Indiferentés al movimiento de la multitt 
- dos jóvenes, con las manos en los bolsill: 
y «la nariz al aire daban paseos sobre € 
asfalto Ide los bulevares con ese paso indo- 
lente que constituye la tia lidad del pi 
saverde parisién. 4 
¿De pecho acombado, la ene alta la fi 
sonomía muy acentuada y la merovingiaM 
cabellera flotando al aire de los largos bi 
des de un fieltro flexible puesto hacia atrál 
de la cabeza; el ojo vivo, los labios CO 
tinuamente sonriendo picarescamente, E 
primero de estos jóvenes aunque afe” stand 
dejarse llevar de las más fantásticas ma 
naciones, guardaba en su interior un. 
muy distinguido, 0 ; 
Pequeño, rechoncho, con oa abd 
men, el rostro. rojizo, aunque imberbe, 
“el qe. cubierto con una levita estro 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Nutzerhinweis

Sehr geehrte Benutzerin, sehr geehrter Benutzer,

aufgrund der aktuellen Entwicklungen in der Webtechnologie, die im Goobi viewer verwendet wird, unterstützt die Software den von Ihnen verwendeten Browser nicht mehr.

Bitte benutzen Sie einen der folgenden Browser, um diese Seite korrekt darstellen zu können.

Vielen Dank für Ihr Verständnis.