Full text: Tomo 1 (01)

A SEÑORITA MONTECRISTO 
P 
"Nordeste de la parte austral del vas- 
ontinente negro, entre el Limpopo y 
terstroml, á poca distancia de la frontera 
uguesa y sobre el suelo transvaaliano, 
léntrase un' territorio tan pintoresco 
fértil, á donde, hace ya 15 años, los 
peos, más audaces que los mismos 
acaso más “ávidos de riqueza—ha- 
1 venido á á buscar los recursos que no o les 
Inistraba la madre patria. y 
'entureros, forzados y desertores de pre- 
O, hijos de familias, ávidos de volver á 
ar su blasón, honrados como resueltos 
urar aquella tierra todavía virgen, todo 
mundo, obedeciendo á móviles difo- 
S, pero persiguiendo ¡un fin idéntico, 
a E iniciar una lucha áspera he llena. 
ligros, 
Unos. buicaben' en la agricultura y la 
sticación una, fuente. de Po muy 
s al principio, pero que á la larga, 
an compensarles ampliamente de los 
imientos pasados. 
Estos eran los eS advertidos. 
duermen su último sueño en la fosa de la 
que habían esperado sacar su fortuna! 
Y, sin embargo; los infortunios que azota- 
ron á los primeros emigrantes, no hicieron 
jamás retroceder á sus audaces sucesores. 
A pesar de las dificultades que presentaba; 
la colonización en estas regiones ingratas; 
á pesar de la proximidad peligrosa de tri- 
bus belicosas y siempre pn á vengar 
las invasiones de su suelo, á pesar de la 
sr desventaja que las empresas de este 
género ofrecían, abundaban los buscadores | 
de oro y los: “agricultores en el norte de 
. Transv aal en la época, en que comienza 
“este relato, es decir, hacia. fin del año 1889. 
Eran muy numerosos estos atrevidos zapa-= 
dores, y con todo, la mayor parte vivían en 
una soledad casi completa. eL 
Es que en el desierto en que ha. sinotade o 
las primeras piquetas . de su «kraal, el agro 
cultor como el aventurero no debe contar 
más que. con él mismo y con. los que: 48 bas 
seguido; basta tal punto son poco prácticos 
los medios de comunicación. y grandes las z 
distancias de mina á mina. 0 de ¿granja 
Ea granja. e nd E 
-Sáclea no obajals que ciertos. colonos, 
) obedeciendo á este instinto que lleva á los 
hombres Ss reunirse, se establecen 3, distan- 
cias. relativamente. “cortas, que. eine pesa 
nen unos cuantos kilómetros. Al 
a “menudo también es el azar el autor 
único de: estas aproximaciones. i 
Tal era el caso. dol las dos residen las 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.