Full text: Fausta la diabólica (Bd. 19)

  
  
  
  
  
    
  
FAUSTA LA DIABOLICA 129 
CAPITULO X 
LA ESPADA DE PARDAILLAN 
Según ya sabe el lector, Bussi-Leclerc fracasó 
en su tentativa de asesinar al caballero de Par- 
- daillan y ya sabemos también cuáles fueron las 
- luchas que sostuvo el espadachín consigo mismo 
para descender hasta convertirse en asesino. 
Bussi-Leclerc, viendo a Pardaillan espada en 
mano y avanzando amenazadoramente hacia él, | 
se creyó en peligro de ser desarmado una vez 
más y para evitar esta humillación terrible para | 
él, arrojó su espada a lo lejos. AS 
Luego fué a encerrarse en su casa, como si. 
temiera que todos se diesen cuenta de su des- 
honra, pues se creía deshonrado por el hecho de. 
que Pardaillan lo hubiera desarmado, a él, que, 
hasta entonces, se considerara invencible. o 
- Después de reflexionar mucho tiempo, creyó 
que solamente su propia muerte o la de Pardai- 
lan podía lavar su deshonra y así fué cómo, y no. 
. sim luchar mucho, se resolvió por el asesinato. 
    
  
  
Ya vimos cómo terminó la aventura y toda la : 
noche que Pardaillan pasara en los sótanos de la Ss 
- casa de los Cipreses, Bussi-Leclerc la empleó re- 
corriendo su habitación como un lobo en su jaula, : 
pe | ee O ao
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.