Full text: 1.1911=Nr. 12 (1911000112)

Del próximo libro “Las Leyendas Milagrosas 
~ 
•Mr 
m 
' i>-Ln 
% 
y: 
r 
xrv 
O 
-,A 
L ' 
Mensaje lírico 
Manos para oficiar ritos paganos. 
Manos de rósea tansparencia leve. 
Balsamo milagroso. Sol y nieve. 
Blancos lirios en flor. ¡Benditas manos! 
Ojos para avivar raros antojos. 
Sombras de abismo. Noches de secreto. 
Estocadas de luz que dan un reto 
al pecado mortal. ¡Benditos ojos! 
Boca para apagar la fiebre loca. 
Anforina de miel. Línea de fuego. 
Puerta del corazón. ¡Bendita boca! 
Y benditos mis versos soberanos 
que parten de mi alma con un ruego 
a esa boca, á esos ojos y á esas manos! 
Tu cuerpo 
Tu cuerpo es una vibración. Es una 
tremante flor de nieve, que parece 
que de su blanco cáliz resplandece 
un brillo de estival claro de luna, 
Tu cuerpo es una línea. Es un camino 
entre Dios y entre el hombre. Luz y arcano 
¡Es muy divino para ser humano 
y es muy humano para ser divino! 
Y á veces en mi ardor,'quisiera, al. «erío, 
darle besos frenéticos, morderlo 
y hundirlo entre mis brazos soberanos, 
más no me acerco, porque temo, fuera 
un hilo de cristal que se rompiera 
á la primer caricia de mis manos! 
Tus besos 
Tus besos tienen la virtud secreta 
de evocar en un dulce cruzamiento, 
de ©leopatra, el sensual desbordamiento 
y^el romántico ensueño de Julieta. 
Son divinos y humanos. Y es por eso 
que en la hora rosada y bendecida, 
en un beso me das toda tu vida 
y me robas el alma con un beso. 
Y.si.un día, en mi vida aventurera, 
por salvar una causa justiciera 
quedó decapitado en la conquista, 
pon tus besos sonoros en. mis labios, 
que me harán inmortal como los.sabios 
besos de Salomé á San Juan Bautista. 
Tus cabellos 
Negros spn y de luz tienen destellos. 
Perfume tienen cual si fuera alguna 
flor extraña; dmase¡que hay una 
primavera triunfal en tus cabellos. 
Telaraña de amor; hilos tiranos 
dp,una red que á mis besos aprisiona; - 
lira donde se aduerme y se abandona 
la exquisita caricia de mis manos. 
Y cuando la vejez, de plata inunde 
tu cabeza querida y la circunde 
una'auréola cómo blanca estrella,. 
lée estos versos y piensa que hay en ellos 
todo el perfume y el color de aquella 
primavera triunfal de tus cabellos' 
■fj" 
Tus manos 
Yo sueño- con tus manos, noche y día 
por que con arte sabio y elocuente, ’ 
me han sabido decir, furtivamente 
lo que jamás tu boca me diría. 
Yo quisiera tener mis labios presos 
entre tus manos, que, son dos estrellas 
y en milagro de amor, dejar en ellas 
un anillo fantástico de besos. 
Manos benditas que yo quiero tanto. 
Manos de luz y seda que mi canto 
ha de inmortalizar. Manos gloriosas. 
De vosotras, mi amor, un bien espera- 
¡ya que tan buenas sois y tan piadosas 
cerrad mis ojos cuando yo me muera 
bu esfinge 
Monumento de forma sobrehumana. 
Enigma que al cerebro desorienta. 
Veinte leyendas truncas de ti cuenta 
la soñadora fantasia egipciana: 
que formaron tus lágrimas el Nilo; 
que por ti tiene jiba el dromedario; 
y que en tu seno ha hecho su santuario- 
el alma de un sagrado cocodrilo. 
Enigma; yo he nacido para amarte, 
porque nadie ha sabido descifrarte 
ni comprender tu símbolo magnífico; 
yo soy también una leyenda trunca, 
tr iducida en un raro geroglífico 
que nadie pudo descifrarlo nunca! 
Los leones 
Una vez, cuando niño, vi entre rejas • 
unos viejos leones taciturnos 
que rimaban en lúgubres nocturnos 
el sufrimiento de nostalgias viejas. 
Y. ep la impotencia de sus rebeliones, 
: había en el dolor tanta nobleza, 
que se inmortalizó su gran tristeza 
en las razas futuras de leones. 
Y tanto quise á las cautivas fieras, 
que desde entonces, viendo prisioneras 
en la cárcel del alma á mis pasiones, 
por mi impotencia lloro adolorido, 
y parece que hubiera en mi gemido 
; la tristeza inmortal délos leones! 
Ansia suprema 
Yo quisiera cambiar de forma. Fuera 
á mi elegir, de palidez de muerto; 
gesto de emperador; y al descubierto 
una rubia y undosa cabellera. 
Alto y flaco lo mismo que aquel bueno 
de don Quijote; ojeras azulinas; 
ojos muy negros! y unas manos finas 
y largas como las del Nazareno. 
Vivir en guerras y en amor. Ser fiero ' 
como un César ó un Cid' y aventurero 
Como un Don Juan, de historia y fama larga, 
y una noche, en el medio de un desierto, 
con aleve traición, dejarme muerto, 
el puñal de una pena muy amarga! 
Ovidio FERNÁNDEZ RÍOS
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.