Full text: 1.1911=Nr. 15 (1911000115)

r 
-> 
FILOSOFÍA 
CALLEJERA 
Dos que pasan : 
— Qué mal tiempo, ¿ eh ? 
— Muy malo; sobre todo para, revoluciones. Lo 
«que es ahora, con la forma en que se ha organizado 
-el ejército... 
— No me refiero á eso. Digo que el estado atmos 
férico es bastante lamentable... Nos hemos pasado 
-enterito el mes de Setiembre sufriendo agua, Viento 
y nublados... 
— Qué Primavera, eh ? 
*-i Hombre, tanto como primavera, no me parece 
•que haya existido hasta ahora... 
• — Teyde la anunció el 25 de. Setiembre... 
— Pues si no fuera por eso, hasta ahora estaría yo 
•convencido de que esto es una prolongación del 
invierno. -. Porque, á decir verdad, hace un fres- 
quito bastante regular. .. 
— Y tan regular... 
— Quién tendrá la culpa de todo esto ? No has 
pensado en quién puedq ser el causante de este 
-desbarajuste atmosférico? 
— Hombre. .. no sé, ni me he atrevido á pensarlo. 
No creo que pueda ser Bazzano... 
— Yo tampoco lo creo... El tiene las mejores in 
tenciones sobre el estado del tiempo. Si por él fuera, 
.rio habría más que lluvias v garúas en la costa. 
— En la costa? 
— Claro... en la costa. De manera que pueden 
-ocurrir en la costa de Nápoles ó... en la de la 
•China 1 
— ¿ Sabes que estoy pensando que bien puede 
atribuírsele al gobierno la causa del mal tiempo? 
— ¿Porqué? 
— Pues... porque 
■sí, no más. ¿ No ves 
que el gobierno 
tiene' siempre la 
-culpa de todo lo 
que ocurre en . . ■ 
cualquier parte ? 
—Excelente idea! 
Seguramente que 
todavía no se ha 
dado cuenta de ella 
la prensa de opo 
sición, que sino .. 
— Ya lo creo!... 
Dos que están frente al almacén: 
— Bueno; yo te apuesto á que Italia se la da ... 
— Qué se la vá á dar ? 
— ¿ Que no ? 
— ¿ Vos que te pensás, que porque son turcos Van 
á tocar las del espiante sin más ni más ? 
— Bah! Como si fuera tan difícil... claro, que si 
los italianos fueran como vos, la cosa estaba perdi 
da... Si á ros te embroma una turca pa toda una 
mensualfdá, como te iba á poner un turco! 
Uno, junto á una puerta, tras de la cual debe ha 
ber alguien, indudablemente: 
— ¿Que sí voy á patinar? No, mi hijita; tengo 
miedo de resbalarme... Después, ¿quién pagaría los 
vidrios rotos ? 
— No hay cuidado! Lo que es yo no me aseguro 
la vida. Ahora, con la cosa del monopolio, te queda 
rías viudita y sin nada... ¿No vés que ahora vá á 
pagar los seguros el gobierno?... Dicen las compa 
ñías de seguros que el Estado no es persona formal 
para pagar las primas á las veinticuatro horas de 
muerto el asegurado...' 
-i • - -! 
— ¿Vacuna?... Hace un rato largo que cumplí 
ios seis meses... El día que sea empleado público, 
entonces sí, voy á ser un partidario... tremendo de 
la vacuna... Pero por ahora... no soy ni guardia 
civil... 
Yo, que voy monologando in mente: 
- Se me da tres 
pitos!... Ya está 
hecha la <Cró- 
nica!» 
Orostnán Monitorio« 
. 
ts® 
& 
■
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.