Full text: 1.1915,1.Nov.=Nr. 9 (1915000109)

PÁGINA. BLANCA 
233 
"5S--S-1K- ->4f<— -HH- —»%<- -»%♦—»g4- -Hl<- □ -»IH- —>4!-<—>4i*- -»1&<—>4t-<—^ 
Y 
D 
SsctediíÜ r#CÉ€üS€ 
SEÑORITA PEPITA RIVERO GRANA 
-*ít<—■ ^|-c- -í-IH—->IP-—5»lf<-—í-füH—>41•<—>4&<—□ -Á-H—HIK—*-il<—$-11*—>41“*—*-SH- —Ár<— 
->4I« 
(Continuación) 
(Para PRGINR BLRNCR). 
'fí aCe a ^ unos años, con motivo de una causa 
sensacional que preocupó al mundo entero, 
1° Max-Nordau que acumulando tantas pruebas 
‘ 1 cll 'entemente verdaderas acabarían por enloque- 
1 M acusado, convenciéndolo de que era real- 
e nte culpable, y arrancándole alguna falsa con- 
esi(5tl que lo perdiese... A propósito de tal 
Aseveración, refería lo sucedido a un corredor 
ue cada vez que emprendía una de sus 
excursiones, preguntaba a su esposa: 
-.a fiel?» Un día al retornar observa con 
^°>'Presa que ésta, anegada en lágrimas, se arro- 
1 a Y le pide perdón. Qué has hecho?... la in- 
eri 'oga.—- «Te he sido infiel», le contesta. Y luego 
v ajante ( 
°í )li gadas 
"Me 
SPiv' 
reviste el suceso de un lujo tal de detalles, capaz 
de convencer de exactitud a cualquiera. El ma 
rido en el primer momento cree, en seguida duda 
y consulta a un médico, confirmándose lo que se 
suponía. La pobre mujer, cerebro débil, se había 
convencido a sí misma, después de oir tantas ve 
ces idéntica pregunta, que había engañado a su 
marido. Estaba atacada de locura sentimental. 
Otro caso doloroso recuerdo, en el que fué ajus 
ticiado un individuo que se declaraba culpable 
de homicidio. Años después un moribundo confesó 
que había sido él quien cometió el crimen, esta 
bleciéndose la verdad aunque demasiado tarde. 
Cuántas veces sucederán hechos análogos de
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.