Full text: La toma de Porto Bello (007)

0 LA BANDERA ROJz 
ban la escotadura que se abría en la costa, no permitían 
. que pudieran hostilizarle los navíos que intentaran ata: 
Carles. : ad j 
Dentro del puerto, como hemos dicho, reinaba la ma- 
yor actividad. 
- Aneclados estaban La Astuta, La Máldad y La Flecha, 
gue era el barco que habia llevado Martin; 4 Explora: 
dor, que era la antigua urca holandesa, transformada, 
donde había hecho Bernardo su viaje de prueba y LK! 
Atrevido, que era el navío de que se habían apoderado en 
e aquellas aguas al regresar de su expedición á las Antillas. 
Además había distintas embarcaciones menores, como 
- chalupas, galeras costeras y lanchas para poder facilitar 
los desembarques. | | 
En los talleres estaban preparándose las armas; los 
¡marineros repasaban las velas, se llevaban á los barcos 
piezas de repuesto para lo que fueran necesarias, se lle 
-—naban los pañoles de las municiones y todo indicaba la 
importancia de la expedición que se iba á emprender. 
-_Seiscientos hombres debían componer el ejército de 
- desembarque y todos estaban también haciendo ejercicios 
preparatorios. A e da 
A todo atendía el joven, sin hacer caso de las pesadas 
bromas que le daba el capitán Henry Macpherson, un 
“inglés que había servido con Morgán durante algunos 
años, y que cuando éste desapareció de la noche á la ma- 
_ñana marchándose á Europa y dejando abandonada á su 
gente, reunió una cincuentena de sus compañeros, y como 
no tenían barco para trasladarse á otro sitio lanzáronse 
al campo á la ventura, y después de grandes penalidades 
- reducido su número á cuarenta, llegaron después de un 
viaje de años, merodeando por donde encontraban hacien- 
das, luchando con las fieras y con los indios, hasta la co- 
_lonia de Cochamba, dende Cesar y sus compañeros les 
pS A y allí se quedaron. .._, 
- Al capitán Macpherson le prometió Cesar el mando de 
' barco cuando se lo pudieran quitar á los españoles 
los ingleses, y El Atrevido estaba ya destinado para él. 
- Bernardo no podía soportar ni al inglés ni á sus com- 
pañeros por su brutalidad, por el salvajismo de los actos 
. S , 
habían realizado; y más de un altercado habían teni- 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.