Full text: Un rapto misterioso (012)

  
Ó LOS TITANES DEL MAR ) sd 
—Según la descripción que Juan hace en'sus papeles, 
hemos de encontrar en el bosque, por en medio del cual 
discurre el río que va á desembocar en: el mar, entre un 
macizo de árboles seculares cuyas ramas se confunden por 
entrambas orillas del río, dos piraguas en las cuales pare- 
ce que hacían sus excursiones Juan y el hijo de la 
viuda. | | : | 
—Y, sin duda, de esas piraguas piensas servirte para 
llegar á la isleta donde reside esa pobre familia. 
—Naturalmente; si no hay otro medio. elo 
—Pues nada; mañana emprenderemos el viaje que, 
supongo, no se prolongará más allá de cuatro días. 
Cesar, en virtud de este acuerdo, dejó sus instrucciones 
al antiguo alcalde que había en Arica cuando ellos se 
apoderaron de aquel poblado y que todavía continuaba E 
ejerciendo funciones por delegación de Cesar, y empren- 
dieron el viaje merced á las indicaciones hechas en aque- 
llas notas por el pobre indio. E Ria 
La primera jornada se realizó con fortuna, y precisa» 
mente se disponían ¿ acampar á la entrada del misme 
bosque en que se disponían á hacerlo Bernardo y Joaquín, 
cuando hubieron de abandonar aquel sitio atraídos por 
. ¡149 VOCE8:QUE pedian aux iia a id 
Merced á esta circunstancia, se encontrarón y hubie- 
ron de sufrir el disgusto de saber que habían tenido tan 
cerca al miserable secretario del virrey y que se les había 
-. Como Bernardo no habia podido escuchar la primera 
- parte de las amenazas que aquellos hombres habían hecho 
-. al colono, no pudo hacerse cargo de que aquel que parecía 
jeje de los demás, era precisamente la persona que hubie- 
se podido dar alguna luz respecto á la extraña desapari- 
ción de las mujeres que amaban sus amigos, y él todavía 
- estaba más contrariado que éstos, puesto que, habiéndole 
- tenido en su poder, se le había escapado. 
Después de haber practicado un detenido reconoci-. 
miento por toda aquella parte del bosque, donde si bien 
encontraron algunos rastros de sangre desaparecían á lo 
mejor, hasta que, finalmente, llegaron á perderse de 
todo, regresaron al lugar donde habían de pasar la noc 
- y entonces empezaron las explicaciones tanto de Be 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.