Full text: Una expedición de Montbars (026)

e ES LA BANDERA ROJA 
- Pero se engañaba. de 
Había acertado. La bala había herido á Florencio en 
el hombro izquierdo, mas soportó el golpe con gran ente- 
reza y empezó á contar los pasos hasta llegar al sitio 
desde donde debía tirar. 
El Marsellés palidecía de terror, conforme veía que 
su adversario se le acercaba. : 
Por fin, al ver que iba á llegar á los veinte pasos y 
que á'semejante distancia no era fácil que errase el tiro, 
cogió una de las pistolas que llevaba al cinto y disparó. 
—¡Miserable! —gritaron todos al advertirlo, lanzán- 
- dose bacia él. De TA 
, Pero antes que ellos, Florencio hizo un esfuerzo y de 
un salto se arrojó sobre él disparando su fusil | 
El Marsellés cayó al suelo lanzando ung blasfemia. 
La bala le había atravesado el corazón. | 
Aquel estuerzo había sido superior á las fuerzas del 
Joven. i | | | AU ES 
-— Había ido perdiendo sangre hasta allí, y dominando 
el dolor de su herida, cayó al suelo desvanecido. a 
- Cuando volvió en sí, dijo 4 Montbars: 
- —Toda mi parte de la presa para los piratas del Mar- 
sellés y dejad en libertad á esos prisioneros. da 
Dos días después, en uno de los barcos de los piratas, 
- eran conducidos hasta un lugar de la costa cerca de la 
Habana, donde los dejaron. e DÑ ERE 
4 
  
Enel próximo cuaderno: 
A CARTAGENA DE INDIAS 
  
  
Alia. Co, 0%. Apdo. de Cora, 6, ARCH 
Imprenta «La Ibérica» callo de las Cortes, “6. 690. — BARCELONA 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.