Full text: [Tomo 1] (1)

: —No hace más que llorar, nombrando a su nieta: 
esfuerzos para tranquilizarla: han sido imútiles. 
—¿Le ha dado usted la medicina ? 
Con toda puntualidad. cob05 
Ernesto pagó con una cariñosa mirada tales pro 1o 
e sincero interés, y entraron juntos en la alcoba de: k 
anci: Ana. : 
Como Magdalena había dicho, doña Margar 
uaba intranquila y acongojada. : 
:—¿Qué. hay ?—preguntó * ansiosamente a 
suanto le vió entrar. : 
-—¿Nada-——respondió él, después de hesarla— ;- 
a, nada; pero mañana puede que haya mucho. 
—¿Mi lenes esperanzas e que recuperemos 4, 
ita 4 contr” 
Sl 
—¿En qué las fundas ? 
Ernesto dijo el paso que; acababa de dar, haci 
mplido elogio de Cástulo, y repitiendo. las prómest 
1 amigo le había hecho. 
o era o pero no todo: lo que se 2 
aric 1as ni Jas razones plan ed 
Muy avanzada ya la noche, Ernesto invitó EN ME 
na a retirarse a descansar. ye y 
—De ningún modo—respondió ella—. Quien qe 
1ecesita descansar es usted... Estará fatigado del ; 
uede acostarse en la cama de Soledad. : 
-¿Y cree que conseguiré dormir >—replicóle. 
Denie! Mejor. estaré levantado, qeato: a mi m 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.