Full text: El cuarto núm. 111

"O ] o EUGENIO HELTAL 
5d 
  
se aedolazas de aquel despilfarro las mujerés ] 
alegres, los mozos de café y los cocheros. Entón- 
ces, en tan horrible situación, hubiera querido re- 
“ cordar algún acto humano u honrado, alguna ter- 
nura; pero, por más que rebuscaba, nada conso- 
-lador hallaba en mi pasado. Si hubiera sido algu- 
na vez bueno con alguien, una sola vez, quizá me. * 
hubiese atrevido a esperar, a aguardar aún algo 
de la vida. Pero, de aquel modo..., de aquel modo 
no hallaba más solución que la muerte. 
Me decidi a ella con dificultad, porque amaba la sE 
- vida: y sentía compasión de mí mismo. Si he vivido 
un poco a la ligera, no valía gran cosa, pero jamás 
-he cometido una acción indelicada; además, tenía 
tan sólo treinta y cinco años... ¡Era tanto lo que 
me quedaba que vivir! Si hubiera podido levantar- 
me..., nada más que eso... ¡Si hubiera tenido el 
valor necesario para emprender algo! Convertirme PEA 
en corredor de cigarros y cigarrillos, o de cham-- 
pán... Había oído decir que los nobles arruinados : 
se defendían con eso bastante bien. O bien perse- 
- - guir la fortuna en las carreras de caballos, buscar 
la dirección de una cuadra—esto estaba dentro de 
mi competencia—; pero en asuntos de carreras de 
caballos todo el mundo es supersticioso, y nadie 
- consentiría en confiar sus caballos a un fulano que 
se había arruinado con su propia cuadra. Otra vez. 
€ 
pensé en hacerme periodista: conocía mucha gen- 
te, había viajado bastante, hablaba inglés, francés | 
eitaliano, había leído. mucho; ..; pero no tenía nin= 
gún amigo en la Prensa, y un pudor estúpido im- 
mps 
  
A 
 
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.