Full text: Vocabulario costeño o lexicografía de la región septentrional de la República de Colombia

   
  
  
  
  
     
— "105 — 
Burro echón (Barb.). Garañón. 
En la República Argentina (Daniel Granada) dicen burro 
« hechor » y en Venezuela (Calcaño), « Hechor ». 
Buzo. U. incorrectamente en Río Hacha por alcatraz. 
  
Cc 
Caballito. Neuróptero que en castellano decimos libélula, caballo 
del diablo o caballito. del diablo (Myrmelon libelluloides). 
Caballitos. U. incorrectamente por función de circo, pero debe 
de ser originario de España, según infiero de lo que reza el 
siguiente pasaje : 
« Y métase usted en este barracón... O en el circo de los 
caballitos... para que vayan a verlo. » 
Perea. Nubes de estío, 8. 
También en Chile hablan como nosotros (Ortúzar). 
Caballo. Cuando usamos el modo adverbial a caballo queremos 
decir que la persona de quien hablamos va montada en una 
caballería, mas en otro caso habrá de decirse ahorcajado. 
Y de tal manera de un salto se ahorcajó en mis espaldas, 
que por más que hacía no le podía echar de mí. 
BARBADILLO. Coronas del Parnaso, p. 482. 
También se dice a horcajadas en lenguaje de la Academia. 
Caballo. Tenemos una frase proverbial que, viciosa y todo, me 
parece tolerable enmendándola. Es muy pintoresca y sirve 
para zaherir a los aficionados a correrla, sobre todo a 
quienes desgastan la vida con diversiones nocturnas : 
A caballo correntón le llega su manquera. 
La cual debiera corregirse de este modo : 
A caballo corredor le llega su cojera. 
« Correntón » no ha de decirse de los animales, pues sólo 
se aplica a quien es amigo de corretear, de andar de calle en 
calle, o de casa en casa, y vale además muy introducido, 
festivo y chancero. 
Corredor vale que corre mucho; en Río Hacha dicen 
chorrentón. 
Caballo de San Francisco. Cuando figuradamente queremos 
indicar que « andamos:a pie » apelamos a dicha frase, 
que no hay por qué rechazar. 
La Academia quiere que digamos en el coche de San Fran- 
cisco, mas en el siglo xvi, cuando los medios de locomo- 
, 
ción eran otros, se decía de manera aún más castiza, que 
bien se acerca a lo nuestro : 
Mandaron a mi tercio que marchase a los Países Bajos, 
cuya nueva me dejó sin aliento, por ser camino tan largo 
  
  
  
  
  
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.