Full text: El Monserrate

254 
EL MONSERRATE. 
  
  
  
Granizo y piedra á un tiempo, y agua y truenos 
Y rayos, que uno á otro se alcanzaban; 
Relámpagos de horror y espanto llenos, 
Con priesa y furia repentina y brava, 
El aquilon de los hinchados senos 
Con ímpetu fierísimo arrojaba, 
Haciendo al aire y fuego y agua y tierra, 
Y al cuitado Garin airada guerra. 
  
Grandes nublados, tristes y espantosos, 
El dar su luz al mundo el sol vedaron, 
Y sus alegres rayos luminosos 
En tinieblas negrísimas trocaron: 
Las aguas de los llanos espaciosos 
A los altos collados se igualaron, 
Llevándose sus súbitas corrientes 
Plantas, ganados, casas, peñas, gentes. 
¿Qué turbacion, qué miedo, qué desmayo 
Fué el tuyo, oh buen Garin, cuando esto viste? 
- ¿Cómo á la piedra, al agua, al fiero rayo, 
Santo varon, entonces resististe? 
¿De qué manera este infernal ensayo, 
Cristiano pacientísimo, venciste? 
Dílo tú; que á mi lengua en tus loores 
Fáltanle los retóricos colores. 
En un barranco de profunda altura, 
Que entre dos cerros raudo al mar corria, 
Y de árboles y peñas y espesura 
- Hasta las cumbres lleno descendia, 
Se vió Garin cuando en tiniebla oscura 
La borrasca trocó la luz del dia, 
Sin humano remedio sumergido 
Furiosamente del raudal traido. 
  
  
 
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.