Full text: Después de la guerra

  
  
    
  
    
e SE 
cía Hurtado de Mendoza, a quien se le transfirió la go 
bernación, expresándose, que la poseería de como ta to- 
mé Valdivia, con más las 170 leguas concedidas a Al- 
derete. ; 
“Ninguno de esos nombramientos introdujo modifi- e 
cación alguna, al límite Norte de Chile. / 
“Y llega el caso de notar, que las provisiones rea- 
les que de erro on las concesiones a*Pizarro y Alma-- 
gro, llevaban su límite austral solamente hasta el 25% 31 
26%. yoque. las dE expedidas en favor de 
Valdivia, señalaron pc como principio del 
A 
gobierno de Chilg, por el Norte, el grado 27”. Quedaba 
por tanto un espacio do cupado de 1” 28” 35”, si ho se 
le considerase lógicamente dejado en favor del Virreina- 
to del Perú. 
“Mas, Gasca, por una posterior providencia, seña- 
ló el limite Norte de Chile, en un río dis ee 30 leguas ' 
al Norte de Copiapó, llegando así a extender, por vo- 
luntad suya, el límite, próximamente, hasta el grado 25* 
31 26”, donde terminaban las anter iores concesiones de y 
chas a Pizarro y Almagro. ; 
“Si ha de acatarse, esta última cesoltl sión, favore- 
ciendo a Chile, sería el límite de esa república, el gra 
do 25% 31" 26”, y si ha de estarse a las anteriores pro- 
visiones, de que se ha dado ya cuet ata, será el grade 27 
“No puede haber otra conclusión. : 
“La pretensión llevada al grado 23, no tiene, se- 
yún eso, razón de ser, ni apoyo legal de género alguno. 
“Revisemos ahora la sucesiva creación de las tres 
Audiencias, que fueron la base del establecimiento de 
las actuales Repúblicas del Perú Bolivia y Chile. 
  
    
  
  
  
  
  
   
   
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.