Full text: América Latina ante el peligro

  
  
   
— 178 — 
tidos por los marinos yanquis y la desvergienza 
con que éstos eran llamados de Managua, causaban 
profunda indignación y aumentaban el espíritu de 
rebeldía de la Metrópoli legendaria. El pueblo leo- 
nés es digno, es viril, es intrépido, ama con frenesí 
la autonomía centroamericana y no podía ver con 
indiferencia los fulgores que la espada de Benja- 
mín Zeledón producía al blandirse contra los ene- 
migos de la Patria! Estaban de por medio el honor 
de la Nación y el nombre del Partido. Preciso era 
tomar parte en el combate, preciso era hacer fla- 
mear en los campos de León y Chinandega los lis- 
tones rojos del liberalismo. El joven y denodado 
general Luis Argúello dió el primer grito de rebel- 
día; el 5de agosto, a la cabeza de un pequeño 
grupo de patriotas, atacó y venció a la guarnición 
de Nagarote haciendo que la bandera liberal, izada 
victoriosa en ese lugar, anunciara a los pueblos 
de Occidente su próximo levantamiento. De Naga- 
rote se dirigió el general Argiiello a la estación de 
La Paz, y después de una encarnizada refriega en la 
que vió correr su sangre generosa, libertó al doc- 
tor Francisco Baca y le entregó los elementos con 
que contaba: el esforzado militar había iniciado 
en Occidente la jornada libertadora. 
Ahora bien, en la mañana del 14 de agosto se 
verificó en León la ruptura definitiva de las ca- 
denas knoxianas. El pueblo se había congregado 
en los alrededores de la cindad casi desarmado y 
sin jefes que tomaran la dirección del movimiento. 
La ciudad estaba perfectamente guarnecida por 
numerosas tropas gobiernistas; el choque tendría 
que ser formidable. Pero nada importa cuando se 
  
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.