Full text: La ciudad anarquista americana

  
  
  
] 
| 
| 
| 
  
  
LA CIUDAD ANARQUISTA AMERICANA 45 
  
las podrirse al aire y convertirse en criade- 
ro de moscas venenosas. 
—Hagámoslo sin demora, entonces... — di- 
jo Optimus. Y señalando un edificio campes- 
tre que se veía a corta distancia del camino 
carretero, el joven agregó: Casualmente, hay 
aquí cerca un cobertizo: en dos saltos mu 
llego allí y traigo un azadón para cavar la 
tierra, mientras 1réis recogiendo las aves que 
halláis... 
Y sin esperar más, Optimus alejóse a pa- 
sos rápidos mientras que Utop y el Antiguo, 
que había suspendido su aparato de una ra- 
ma, empezaban a buscar entre las hierbas 
las palomas muertas y a juntarlas. 
Cuando, al cabo de un momento, Optimus 
estuvo de vuelta, sus compañeros y tenTán 
reunido en un montón las desgraciadas vic- 
timas del fluído maligno. Las contaron: ha- 
bía. treinta y ocho... 
El primer ensayo del «Vibraliber» había al- 
canzado, como se ve, aflijentes proporciones... 
Pero el tiempo pasaba. Era preciso darse 
prisa. Utop y Optimus, manejando pico y pa- 
la con vigor hicieron en potos minutos un 
hoyo suficientemente grande en el que echa- 
ron las palomas, rellenándolo después con 
la. tierra extraída, la que, luego, apisonaron 
cuidadosamente. 
Mientras ocupábanse en esta labor, Su- 
per habíase posesionado nuevamente dy su 
máquina de guerra, volviendo a reunirse con 
sus camaradas en el momento en que estos 
  
  
  
 
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.