Full text: Primera parte

LA SOMBRA DE ALEM 
>v. 
Que posa en todos los pueblos 
que al compás de sana idea 
que fulgura y centellea 
y á la patria iluminó, 
hoy hasta el más viejo anciano 
el imberbe contamina 
como encarnación divina 
del Apóstol que murió. 
Por eso muy bien lo dicen 
que el que es clarovidente 
surge algo prepotente 
con doble fuerza inicial, 
y al creerlo muerto 
y sin ninguna energía 
surge triunfante boy en día 
aquél geíe radical. 
Parece de que la herencia 
que el confabulador dejase 
á todos confabulase 
para heredarla también; 
y al distribuirla 
más equitativamente 
entre nosotros se siente 
La sombra del viejo Alem. 
Allí está la muchedumbre 
la que con altivez 
reunida en club se vé, 
y donde reina también 
por demás el entusiasmo 
y el verdadero civismo 
porque todos ven lo mismo 
La sombra del viejo Alem. 
Allí está la muchedumbre 
lo vé, lo siente y lo escucha, 
siempre con su eterna lucha, 
siempre su clara visión; 
vivo tronó su palabra, 
muerto nos dejó su idea, 
Alem que tu nombre sea 
la que salve la nación. 
Gabina Ezeiza
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.