Full text: Año 1.1912=No. 2 (1912000200)

212 
COSMOS 
resados los arrendadores de las gabelas en 
que no se presentase.» El de Capecelatro, 
digno de mayor crédito, se expresa en estas 
palabras que traducimos á la letra: «Los cu 
riosos de las antigüedades de Nápoles no 
han visto nunca tal concesión; pero se dijo 
que los nobles la habían ocultado.» Y el 
moderno historiador Baldacchini, citando 
á estos contempo 
ráneos escritores, 
dor; y se ocupa 
ron toda la noche diestros pendolistas en 
este trabajo que fue entregado al duque de 
Maddalone para que lo llevase al pueblo. 
Al empezar el día tercero de la insurrec 
ción presentóse á caballo este personaje en 
la plaza del Mercado, llevando en la mano 
el flamante pergamino y llamando con él la 
atención general. Pero apenas empezó á 
leerlo en alta voz, conociendo el pueblo que 
no era aquél el documento que solicitaba 
y que el mismo duque le había indirecta 
mente ofrecido, prorrumpió en desaforados 
gritos diciendo: « ¡ Traición! ¡ traición! Mué- i 
ran ios nobles que nos engañan. Queremos 
el privilegio de Carlos V, escrito con letras : 
de oro, no modernas, sino de aquel tiempo, 
y no en pergamino nuevo sino viejo y anti 
guo.» 1 Quiso, tur 
bado, ■ Maddalone 
manifestar que el 
original que de- | 
seaban no se ha 
bía encontrado, y 
que aquél tenía 
la misma fuerza 
y valor; cuando 
llegando decidido 
Masanielo (recor 
dando acaso que 
pocos días antes 
había recibido á la 
puerta del duque 
algunos insultos ] 
yendo á vender 
pescados), 2 tra 
bólo con violencia 
de un brazo y lo 
tiró del caballo á 
tierra, amenazán 
dolo de muerte y 
llamándole trai - 
dor y engañador 
del fidelísimo pue 
blo. Gran peligro 
corrió el mensaje 
ro ilustre, acome 
tido y pisoteado 
por la muchedum 
bre, sin que nin 
guno lograra he 
rirle, por el ansia j 
misma con que todos lo solicitaban. Algu 
nos agradecidos que tenía entre la turba lo 
socorrieron, y Masanielo mismo, enviándolo 
preso y maniatado al convento del Cármen, 
bajo la custodia de Domingo Perrone. ’ 
(Continuará). 
1 Giraffi.—De Santis 
2 Capecelatro MS, 
3 Ibidera. 
añade: «que mu 
chos piensan que 
el tal documento 
fué quemado por 
los españoles y 
otros que fué en 
viado á España y 
allí archivado.» 
Lo cierto es que 
no pudiendo ha 
berlo á la mano, 
discurrió el vir 
rey, mientras lo 
disponía mejor, 
que se escribiese 
en pergamino con 
las fórmulas acos 
tumbradas y con 
el encabezamien 
to de letras de oro 
y con sus corres 
pondientes sellos, 
una confirmación 
de aquel privile 
gio, alzando todas 
las gabelas de la 
ciudad y del rei 
no, y dejando sólo 
los impuestos que 
había en tiempo 
de aquel empera 
J 6 
¡m 
. .huyó disfrazado, tomó una falúa que lo condujo.
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.