Full text: Año 1.1912=No. 5 (1912000500)

HERENCIA LUGUBRE 
519 
facto, saliendo por algunos sitios el crá- 
neo ya completamente descarnado. 
El teniente Cano, llevado de la natu- 
r al curiosidad, se acercó á los fétidos 
despojos, y, al estar cerca, no pudo me- 
n °s de lanzar una exclamación de doló 
os 0 asombro. 
' 'Dios mío! ¡Creo que es el cuerpo de 
López! 
*> sin ponerse á reflexionar en lo peli 
groso que era tocar aquellos detritus nau 
seabundos, se arrodilló junto al cadáver; 
y> desabotonando el estuche de la pistola, 
Sacó e l arma que allí estaba guardada... 
Al salir ésta de la bolsa de piel, cayeron 
Sue l° dos hojitas arrancadas, sin duda, 
a Un cuaderno de notas. 
Cano, al ver la pistola, lanzó un gemi- 
uo ronco.. ..¡En su mano estaba el arma 
P° r él tan codiciada; el cadáver medio 
ev °rado que se pudría al sol era el de 
cariñoso amigo, el de su compañero 
Lópe z i 
Cuando el oficial, hondamente conmo- 
'do, se ponía en pié, un sargento, que 
a ía visto caer los papelitos y los había 
a z ado, se los alargó á Cano, diciéndole: 
teniente: estas cartas estaban en 
P'stolera, y se cayeron cuando sacó 
Us ted el arma. 
El oficial, pálido por la emoción, des 
dobló uno de ellos, y pudo leer lo siguien 
te: 
* Madre mía: muero bendiciéndote*. 
Hermenegildo. 
Nublados los ojos por el llanto, desdo 
bló el otro y vió que decía: 
*Esta pistola es para Cano.* 
No había firma alguna. ¡Quizá el do 
lor, tal vez la muerte, habían impedido 
al desventurado oficial escribir su nom 
bre en el segundo papel!.... 
El Teniente Cano, al acabar de leer 
aquel brevísimo testamento sintió que le 
zumbaron los oídos, y, olvidando que es 
taba frente á la tropa, dejó correr sus lá 
grimas, lágrimas que cayeron en la fosa 
que se preparaba para su amigo, fosa 
abierta al pie del árbol, mudo testigo de 
la agonía del joven oficial!.... 
* 
* * 
Unas semana después, la dolorida ma 
dre del teniente López recibía el papel 
en que su hijo le mandaba su postrer 
despedida; y, junto con esta sagrada re 
liquia, recibía también la pobre señora, 
una pistola escuadra con cacha de con 
cha de «abulón». 
Del libro «Horrores de la Guerra»
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.