Full text: 1.1915=Nr. 6 (1915000106)

Letras 
303 
los sacrificios que se han hecho, de los zón, crea una conciencia moral que se llá 
males que se fian sufrido. El canto es- ma una nación. (14) 
parciata: «Somos lo que fuisteis; seremos Y la encina centenaria murmuraba en los 
lo que sois», es, en su simplicidad, el oídos de quién, a su sombra, leía las 
himno abreviado de toda patria. En el pa- canciones de la edad media: 
sado una herencia de gloria y de pesares —El alma de tus abuelos está en esas 
que compartir, en el porvenir un mismo 
programa que realizar,; haber sufrido, go 
zado, esperado juntos, todo esto vale más 
que las aduanas comunes y las fronteras 
conformes a las ideas estratégicas. Añadi 
ría haber sufrido juntos. Sí, el sufrimien 
to común une más que el goce. En pun 
to a recuerdas nacionales, los duelos valen 
más que las victorias. Una nación es pues 
una gran solidaridad constituida por el sen 
timiento de los sacrificios que se han he 
cho y de ¡os que todavía se puede reali 
zar. Ella supone un pasado y se resu 
me sin embargo en el presente por un he 
cho tangible: el consentimiento, el deseo 
claramente expresado de continuar una vi 
da común. La existencia de una nación 
es (perdonadme esta metáfora) un plebis 
cito de todos los días, como la existencia 
del individuo es una afirmación perpetua de 
la vida... Una gran agregación de hom 
bres, sana de espíritu y ardiente de cora- 
KE3LÍMEN 
Adoptando en parte las ideas de un na 
turalista, decimos que la nación es la re 
sultante del lugar geográfico, del sudo, 
del aire, de la altura sobre el mar, del cli 
ma, de la luz, la electricidad y el magne 
tismo, de la raza, religión, lengua, cos 
tumbres, educación e historia ... Hasta « el 
valor y la cobardía y la traición son fe 
nómenos de la naturaleza, consecuencias ne 
cesarias en proporción directa con causas 
inquebrantables, lo mismo que las revolu 
ciones del globo» (Moleschott). 
Habrá causas no sospechadas hasta aho 
ra, y las que hemos resumido pueden com 
penetrarse, entrecruzarse, oponerse y anu 
larse en parte, siendo difícil, imposible, cal 
cular la proporción exacta en que cada una 
concurre a la formación del carácter na 
cional. 
canciones más antiguas que yo. Ama a 
tus antepasados. Su espíritu ha pasado 
a tí, su Benjamín, hijo de mejores días. 
Ellos trabajaron, sufrieron y esperaron 
para tí. Venera la tierra de la pá 
tria. (Anatole France). 
El Paraguay reúne la mayoría de las con 
diciones psicológicas para ser nación; uni 
dad religiosa, de lengua (el guaraní le dá 
un sello propio), identidad de costumbres, 
y el pueblo que escribió la página más épi 
ca de los tiempos modernos, tiene en su 
pasado heroico, un rico legado de recuerdos. 
Es idólatra de su independencia, inteligen 
te, sagaz, guerrero, sobrio, ágil y sufrido. 
Es una nación en el sentido del Derecho 
Público, y si todavía no cuenta con artistas 
ni poetas, los suple con los héroes que 
supieren defenderla. 
¿ Cuales elementos son los más impor 
tantes ? 
¿ El suelo, el aire, la altura, el clima ? 
Todo esto y la electricidad y el magnetis 
mo, influyen sobre el hombre, pero quizá 
cada teoría ha exagerado su tésis o cada 
causa sea más eficiente de lo que se ha 
creído. Algún día se reunirán en un haz 
los rayos de luz dispersos y entonces se 
aclararán verdades que ahora apenas se 
entrevén. Quizá no esté demás el con 
sejo de Remy de Gourmond: los hom 
bres de Estado deben estudiar la geología, 
la hidrografía y el régimen de los vientos. 
¿ La religión, la lengua, las costumbres ? 
Tienen su valor relativo como lazo espiri 
tual. La costumbre influye más que la 
religión y la lengua. 
(14) Renán: Qu’est-ce qu’une nation? (conférence 
falte en Sorbonne, le 11 Mars 1882).
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.