Full text: 2.1916=Nr. 2 (1916000202)

âó 
LETRAS 
Tcresa 
Dice que ha estado' a punto de ser 
muerto' en un combate y que se ha sal 
vado gracias al capitán León que vino 
a su ayuda, Es todo lo que dice, 
Dolores 
Tú sí que eres feliz. 
Tcresa 
Gracias a Dios, hasta ahora no tengo 
ninguna desgracia que lamentar. Pero 1 no 
son esas las únicas penas. 
Dolores 
Todas las penas juntas no son nada 
cuanto se tiene un hijo y ese hijo está 
en peligro. Es como si la propia vida 
estuviera agonizando aquí dentro, poqui 
to a poco. Para las madres todas las 
penas son suaves. 
Teresa 
También yo, sé de eso, Dolores. Tam 
bién yo' he llorado por un hijo, que Dios 
me lo quitó tal vez para su salvación y 
la mía. Ahora me resigno a todo. Cuan 
do se ha sufrido mucho, parece que el 
corazón se endurece, se convierte en pie 
dra. 
Dolores 
Sí, Teresa. Tú sabes resignarte.' Mien 
tras que yo... no sé, cada pena me 
parece nueva, diferente de las otras. Yo 
no he conocido alegría en esta vida, sino 
trabajos. 
Tcresa 
Todos, el que más, el que menos, he 
mos tenido nuestro día malo en este mun 
do. Dios lo ha dispuesto así y nosotros 
no podemos hacer menos que resignar 
nos. A cada persona le parece que sus 
penas son las únicas y sin embargo todas 
sufren por igual... En este valle de 
lágrimas no hay privilegio alguno. 
Dolores 
Sí... Yo considero' todo eso, pero me 
es imposible resignarme. Cuando se su 
fre, Se sufre despiadadamente, sin compa 
sión, Imagina tú el dolor de una madre 
que sabe que a cada momento un terri 
ble peligro acecha a su hijo y que no 
puede correr a su ayuda. 
Teresa 
Dolores 
Es por eso que .por más que procuro 
consolarme a mi misma, no consigo sino 
agrandar mi pena. 
Escena IV 
Dichos, Malvarosa 
Malvarosa 
(Entra con Antonia por la izquierda) 
Fuera tristezas, mujer. Ven acá que quiero 
enseñarte un vestido que mamá me man 
dó hacer para estrenarlo el día de la 
virgen. — (Mirando a Teresa y a Do 
lores). — ¡ Jesús ! tienen Vds. unas ca 
ras más tiistes que ha¡y para elejir... 
Dolores 
Hemos visto pasar tantas desg a das, Mal 
varosa, que por más que hagamos por 
estar alegres, aquí dentro' (señalando el 
pecho) hay algo que siempre llora. 
Teresa 
(Levantándose) — Dejemos a las mozas 
que charlen, nosotras vamos a la cocina a 
fumar. 
Dolores 
Ni ganas tengo de nada. 
Malvarosa 
Ande Vd. con mamá, doña Dolores que 
yo me encargo de distraer a Antonia. 
Dolores 
Tú siempre estás de buen humor. 
Malvarosa 
Ya sabe Vd. que a mí más me gusta 
reir que comer. 
Dolores 
Ríe, ríe lodo lo que puedas, En este 
mundo lo que se ha hecho es lo único 
que se aprovecha. 
Escena V 
Antonia y Malvarosa 
Malvarosa 
Mira, tu te sientas acá — (cerca 'de la 
ventana). — Ahora que no está mamá, 
podemos fumar. Fie traído dos cigarros: 
uno para ti y otro para mí. Toma mujer 
y no pongas esa cara que me da mu 
cha pena. 
Antonia 
Es que yo no sé fumar. 
Tienes razón ...
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.