Full text: 2.1922=Nr. 2 (1922000202)

76 
PROTEO 
Inquietud 
Para A. D. 
Nada hay más doloroso que esa calificada «ira de impo 
tencia». 
Sentir dentro de sí la inspiración divinia, tener un alma 
que se 1 abre al soplo mágico del Arte, como flor a la brisa be 
sadorn; llevar en el oído la Música toda como hecha con -U® ■ 
piros y besos; dedos que se mueven febrilmente modelando 
imaginarias estatuas intangibles, y luego verlas surgir sola 
mente en el mundo de la Idea, nimbadas con la música <1® 
himnos incautados. 
Nada hay más horrible que los desvelos del Arte; agí 
tarse en la sombra, ver pasar, ante los ojos abiertos a la no 
che, «la loca caravana de los sueños»; notas... colores.. J 
formas, y luego ensayar inútilmente... | 
Calenturientos, golpeando la cabeza con los puños cris 
pados, como queriendo matar al hada Fantasía y, finalmente 
las lágrimas que ahogan al sollozar. ¡No puedo! ¡No puedo , 
mientras en la laxitud de la derrota ansiamos hundir mustio 
dolor en la sombra. 
E, insleetuablemente, las visiones pasan. 
¡Hermano en el Arte! Has pasado a mi veía lívida 
faz desencajada, ojeroso. 
* Luis Alberto Víale, muy joven aun, es de los que poco hai*^ 
escrito por haber meditado demasiado. Poseedor de un temperamen^ 
lo dramático excepcional, ha escrito obras de teatro, en las cuaes s 
ha revelado un buen técnico, un buen psicólogo, un fino ironista y 
un hábil autor en el difícil arte de manejar personajes y describí 
escenas. Empero, puede decirse de Viale que es lo suficiente inteli 
gente para triunfar, aunque lo suficiente descreído para no triun 
far... Y que se nos perdone la paradoja.
        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.