Full text: 2.1922=Nr. 2 (1922000202)

PROTEO 
81 
5 
¡selvático y agreste, como se bebe un mosto bravio que nos 
enardece la sangre. 
Pérez Petit, escritor fuerte y masculino, lo lia compren 
dido así. El, como Blanco Pombo na y Díaz Rodríguez en V e- 
nezuela; como Rojas, Leg'uizamón y Gálvez en la Argentina; 
como Javier de Viana y Carlos Reyles en el Lruguay, y nú 
querido y admirado Alcides Arguedas en Bolívia, sabe el se 
creto de nuestro arte está en nosotros mismos; en aquella 
comunión santa' del escritor con la tierra, en aquella manera 
de sentir la vida, como es la nuestra. \ en verdad, a qué ser 
literatos, a qué poner sentimientos fingidos en prosa d’annun- 
ziana. emociones trasnochadas en paradojalismos calcados a 
Oscar Wilde, si el estilo debe ser como él hombre americano, 
y la pluma nerviosa debe tener eneabritamiento dé potro 
indómito y elasticidades de jaguar colérico, y cuando levante 
los remes en caza de pensamientos sobre el azul de nuestro 
cielo o sobre la negra tempestad de los picachos, debe tener 
alas de cóndor. Mas 1 , esto es lo raro en América. Tenemos el 
cóndor como ave heráldica, pero más nos gusta el cisne deca 
dente, y el cuervo enigmático, brumoso y frío, propicio al es 
tro de Edgar Poe, y la alondra bullanguera y romántica. 
Aun todavía el sueño de las princesitas rosas y los aba 
tes galantes, el medioval cantó de los trovadores, para los 
cuales cualquier .balcón de vecina de barrio les parece alme 
nado castillo, hace estragos en los poetas de América ;a.l po 
bre Rubén Darío no lo dejan tranquilo en su tumba y lo sa 
quean todos ■ los días sin escrúpulo; a Herrera y Reissig, del 
Casal, Silva, Lngones, les parodian simiescamente, y hasta 
las literaturas extranjeras, no son para ellos, como para nos 
otros. fuentes de remozar la lengua anquilosada de Castilla, 
sino pautas para hacer caricaturas grotescas de personalida 
des reflejas.
        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.