Full text: 2.1922=Nr. 4 (1922000204)

18 
PROTEO 
nueva orientación habría de ponler en ella nuevas y altas 
energías de espíritu. Por aso, su frase transfigura al esperado 
dominador en el campo del arte, y los períodos lapidarios lo 
señalan al amor de los hombres. Escuchad: 
«¡ Revelador! ¡ Profeta a quien temen los empecinados de 
las fórmulas caducas y las almas nostálgicas esperan!» 
«¡Revelador! ¡La hora ha llegado!... El sol muere ilu 
minando en todas las frentes la misma estéril palidez, descu 
bre en el fondo de todas las pupilas la misma extraña inquie 
tud; el viento de la tarde recoge de todos los labios el balbu 
cear de un mismo anhelo infinito, y esta es la hora en que la 
«caravana de la decadencia» se detiene angustiosa y fati 
gada» ... 
Estas líneas, tienen para mí un especial encanto. Y acaso 
esta incursión por la obra ele Rodó ha hecho bien, iniciar su 
jornada transportándonos un instante a aquella hora del pen 
samiento de Rodó, en que éste, apenas otra cosa todavía que 
un espectador, aunque dominado, en medio del tráfago inte 
lectual, señalaba la muerte de distintas escuelas literarias y 
evocaba la dominación del que vendría. Acaso haya algo-de 
, afectuosa curiosidad en el espíritu de todos nosotros cuando 
peregrinamos un momento por las páginas delicadas y sobrias, 
de Rodó, para reconocer en ellas el destello prístino ele su ta 
lento, el vigor inicial e insuperable de su pluma, la prosa im 
pecable, acariciadora y ágil, que debiera contener luego, en 
su estructura luminosa y flexible, el hondo pensamiento filo 
sófico del maestro.' 
De un salto podríamos pasar, de «El que vendrá», al 
prodigioso estudio que Rodó realizara sobre Rubén Darío. No 
voy a detenerme. un solo instante en el aspecto puramente 
crítico de la obra, pero nuestro rápido paso por aquel su se 
gundo libro de «La vida nueva», nos brinda oportunidad para 
Señalar una o algunas de las características esenciales de 
Rodó. Y es que la tendencia filosófica del maestro armonizaba
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.