Full text: 2.1922=Nr. 6 (1922000206)

PROTEO 
45 
mío de su población, ese pueblo admirable consiguió conser 
var su unidad moral. Y toda la energía peculiar de la raza; 
toda la maravillosa aptitud de creación, aplicada, lo mismo al 
logro de un éxito financiero como al triunfo de un alto ideal 
científico, o de una generosa iniciativa humanitaria, se pusie 
ron en actividad, y se ofreció, a los ojos asombrados del mun 
do un espectáculo sin precedentes en la historia: el de un país 
famosamente “mercantilista” que se comprometía en un con 
flicto lleno de responsabilidades... sin la posibilidad de co 
brar interés alguno, aunque la victoria sonriese a la causa por 
él defendida. Cesó la enorme conflagración. Firmóse la paz... 
la paz aparente de los tratados, no la paz efectiva de los es 
píritus. Francia e Inglaterra, máximos empresarios de la 
aventura bélica, se encontraron, por la ayuda norteamerica 
na., convertidos en vencedores cuando se hallaban va al bor 
de oscuro del abismo de la derrota. Y se apresuraron (Fran 
cia, sobre todo) a cobrar el precio de “su victoria”. Los Es 
tados Unidos no lian cobrado, todavía, un solo centésimo. No 
se resarcirán de sus sacrificios. Ni de los millones de dólares 
¡que emplearon en la preparación y envío de sus ejércitos a 
Europa, ni de los cientos de millones, o, mejor dicho, miles 
de millones de aquella moneda que prestaron a sus acciden 
tales “aliados”. Decididamente, ¡Norte América realizó, en 
esa ocasión, un magnífico negocio! 
Pero si todo lo dicho no bastara, puedo citar un caso re 
ciente, lleno de eficacia demostrativa. Millones de seres ago 
nizaban, en la región del Volga, bajo la garra satánica del 
hambre. Los civilizados países europeos constituyeron una co 
misión de auxilios. Esta se dedic-ó a estudiar, concienzuda 
mente, si convendría o no socorrer a los habitantes de una 
¡nación cuyo gobierno se había permitido invalidar los viejos 
títulos de deuda del sistema zarista. Entretanto, los “comer-, 
cialistas” yanquis, los prosaicos, juzgaron que a los ham 
brientos rosos les sería más útil llevarles alimentos que pala-
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.