Full text: 1.1897,5.Dez.=Nr. 23 (1897000123)

VIDA MONTEVIDEANA 
2 
SUMARIO 
TEXTO: Juegos Florales, por La Redacción—Juegos 
Florales en San José, Aviso—Mañanas 
ije estío, poesia por Aurelio Berro-— Amanda, 
por la señorita ¿ Sara Julieta Arlas—Pámpano, 
poesia por Horacio F. Rodríguez—La hipérbole 
bel arte—Nerón, estudio íilosóíico-histórico 
-literario por Francisco Caraciolo Aratta — El 
alma de la poesía, poesia por Gurmán Papi- 
m y Zas—jSólo! por Werther—¿Qué es poesía? 
poesia por Salvador Díaz Mirón—Acuña y Ro- 
sarío, pagina del libro en preparación «Poetas 
Mejicanos» por Cúrios G. Amézaga—Base ball, 
soneto por Torrenegra—MI¿vreté, por José M. 
Barreto—El canto de la tórtola, poesia 
por Manuel Padilla Dávilla—La maestra, por 
Vt'ce Gama—Rip-Rip el aparecido, por Ma 
nuel Gutiérrez Fajera ( conclueión )—El amor, 
por R. M. Sans—Las puertas de la civili 
zación, por el doctor Francisco Cobos—Algo 
sobre modas, por Faro de Vigo—Mi matri 
monio, por L. Halevy (traducción')—Amor y 
U ¿ > fuego, por Juan Buscón (conelus’ón) 
GRABADOS: Galería de bellezas montevideanas: An- 
gelita Aguirre, fotografia de Chute y Brooks 
—La Gruta del Palacio, en el departamento 
de Flores—El faro de Punta de carretas, 
próximo á la ciudad de Montevides—Ambos de 
* fotografía de Emilio A. Coll y Compañía de Bue- 
' uos Aires. 
•TOMOS 
Deseando propender al desarrollo de las 
Bellas Letras en nuestra Patria, y notando la 
falta de estímulo y la sobra de indiferencia 
por todolo que se relaciona conla literatura, 
la Dirección de la Revista Vida Montevi- 
deana, con la autoridad que le prestan sus 
numerosos y notables colaboradores, ha 
acordado establecer un Certamen Literario 
y Juegos Florales, de los que ha de redun 
dar mayor beneficio por la causa de la . ilus 
tración intelectual de los orientales. 
El momento no puede ser más oportuno, 
por cuanto dentro de poco se elevará en la 
ciudad de San José de Mayo el primer mo 
numento á la memoria del prócer de la 
Independencia Uruguaya, General don José 
Gervasio Artigas. 
Así, la Dirección de Vida Montevideana 
hallará la forma adecuada para que en la 
solemnidad de la erección del monumento, 
se efectúen en la ciudad de San José de Ma 
yo los Juegos Florales, cuyas bases son las 
que van en seguida. 
temas : 
I ema A — Composición en verso á Artigas. 
Tema 8 — Poesía ó canto al Amor. 
Tema C — Trabajo en prosa sobre los des^ 
tinos del Arte. 
Tema D — Trabajo en prosa sobre las causas 
del decrecimiento del matrimonio 
en la República. 
Jema E — Soneto con libertad de temas. 
Tema F — Causas del indiferentismo por la 
literatura nacional. 
Hay que advertir que todas, las produc 
ciones deberán ser inéditas, y los artículos 
en prosa no podran exceder en estención á 
dos páginas de la revista Vida Montevideana. 
Los trabajos deberán ser presentados á la 
Dirección de Vida Montevideana antes del 
I o de Febrero de 1898, debiendo ir en dos 
sobres distintos: en uno, ¿1 trabajo con un 
lema; en otro, el lema anterior en el so 
brescrito,’y dentro del sobre cerrado y la 
crado, la firma del autor y su domicilio. 
Este último sobre se abrirá en caso de que 
resultase premiada la composición que lo 
acompañe, y denó, será devuelto sin abrirse, 
al interesado. 
El Jurado se compondrá de seis literatos 
de nota de la República, cuyos nombres, se 
harán conocer brevemente por medió de 
la prensa, así como también se publicarán 
los títulos y lemas de los trabajos que se 
vayan presentando al concurso. 
Él Jurado dictaminará cual de las compo 
siciones de cada tema merece compensarse 
ccn los siguientes 
premios : 
Tema A: ier. premio: Medalla de Oro — 
2 o Medalla de bronce — 3 0 Men 
ción honorífica. 
Tema B: ier. premio: La rosa natural — 
2 o Mención honorífica. 
El agraciado con el primer pre 
mio en este tema, elegirá la Reina 
del Torneo. 
Tema C: ier. premio: Un pensamiento de 
oro esmaltado — 2 0 Mención ho 
norífica. 
Tema D: ier premio: Un lapicero de oro y 
brillantes—2° Mención honorífica. 
Tema E : Unico premio: Medalla de bronce 
Tema F: Unico premio: Medalla de bronce. 
Las composiciones premiadas se publica 
rán en la revista Vida Montevideana, y 
serán leídas por sus autores en el acto de 
la distribución de los premios, la que tendrá 
lugar en la ciudad de San José, el día y hora 
que acuerde la Comisión de los festejos en 
honor de Artigas, en combinación con la 
Dirección de Vida Montevideana. 
JUEGOS FLORALES EN SAN JOSÉ 
AVISO 
Hasta esta fecha se han recibido en la Di 
rección de Vida Montevideana los siguientes 
trabajos para los Juegos Florales á celebrar 
se en San José: 
A Artigas (soneto.)—El autor opta por el 
tema A. de las bases—Lema: La es 
pada es gloria y el trabajo, vida. 
La escolta del Amor—Trabajo en prosa com- 
piendido en c! tema D. delas bases: 
sobre las causas del decrecimiento 
del matrimonio en la República- 
Lema: Por el Amor, la vida es bella. 
El Canto del Amor, — Poesía comprendida 
en el tema B de las bases—Lema: 
Amor, eterno Amor, alma del inun 
do. 
Montevideo, Diciembre 4 de 1897. 
<^o O^o>@-o 
MáSàlâS DE 25IÍS 
De la, loma al pié, una fuente 
de hermosura peregrina, 
bajo sauces lagrimosos 
deja ver su clara linfa. 
fin sus márgenes de grama 
reclinada está una niña, 
sonrosada, blanda y bella, 
cual la aurora que la mira. 
De su cuello y su cintura 
las lazadas desceñidas; 
en el seno contorneado 
blando abrigo halla la brisa. 
Sin gustar de ja frescura 
con que el agua la convida, 
por sobre ella prestamente 
el desnudo pié desliza. 
Alza á veces puras, gotas 
que al caer forman mil prismas, 
dando paso á los destellos 
que el naciente sol envía. 
La llotante cabellera 
en los hombros se ensortija, 
ya los besa, ya se aparta 
de las auras impelida. 
' En lá fuente acaso toca 
y fugaz el agua riza, 
cual las alas presurosas 
del acción que allí se anida. 
fin sus manos tiene un ramo 
la rosada y blanca niña, 
de marchitos azahares. 
y cerradas margaritas. 
Le contempla dentro el agua 
deja el pié, que el frió eriza, 
.y risueños pensamientos . 
en su'bella faz se pintan. 
De los ojos renegridos 
se humedecen las pupilas, 
y halagüeños, como nunca, 
con no visto fuego brillan. 
¿Qué tendrá, pues, ese ramo 
que la pone asi festiva? 
¿El enlace será, acaso, 
de azahary margaritas? 
Es que ayer, en la alborada, 
al venir, aún adormida, 
á bañarse en esa fuente, 
cuyas aguas hoy esquiva, 
Halló el ramo atado al sáuce 
con celestes blancas cintas, 
sujetando, a! mismo tiempo, 
unas décimas sentidas. 
Que es á ella á quién han sido 
esas trovas dirijidas, 
duda alguna no la queda, 
¿más por quién fueron escritas? 
No lo sabe, aunque sospecha, 
son de alguno cuya vista, 
vió mil veces fija en ella . 
en los bailes de las trillas, . 
Y se cuenta que él la hizo, 
no había mucho, compañía, 
al volver de unas carreras, 
hasta el rancho donde habita. 
La plateada luna entonces, 
derramando luces vivas 
se mostraba, con la madre 
del amor, toda encendida. 
¡Cuán hermosa está esa estrella! 
prorrumpió la dulce niña, 
que entregada á ideas vagas 
contemplándola venia. 
Y él la dijo, luego al punto, 
«es verdad... siempre divina,» 
y clavó sus tiernos ojos 
en los de ella distraída. 
El misterio que esas voces 
y miradas envolvían, 
no sé yo si desde luego 
la inocente entendería. 
Pero sí que desde entonces 
siempre está imaginativa, 
cuando vé cómo esa estrella 
en el puro cielo brilla. 
Adolfo BERRO 
Montevideo. 
I\/T A "TN 
» 
Daban las siete en uno de los viejos torreones 
del pueblo. 
El sol, que poco antes se erguía altanero, envia 
ba sus últimos rayos, tristes, mustios, sin fuerza, , 
como queriendo ser partícipe de la honda tristeza 
y desaliento que dominaba á los habitantes de 
aquel. 
lt 
Una de esas luchas civiles, que siembran la 
desolación, la ruina y el luto en los hogares, debía 
librarse en sus.pacificos contornos. Allí se encon 
trarían los dos ejércitos enemigos y tendrían que 1 
lidiar hermanos contra hermanos, padre contra 
hijos y vice versa, rompiendo los vínculos sagra- f\ 
dos de la familia. Se trataba de derrocar al gober 
nante funesto, oprobio de su patria, que la arras 
traba descaradamente al borde del abismo, deja 
ruina, de la depravación más infame. 
111 
Entre las que verían partir á sus amados, se en 
contraba Amanda. 
Nadie más desalentada que ella! 
Próxi na á enlazarse para siempre con el pro 
metido de su alma, Ricardo, veia el alcázar de sus 
ilusiones rodar con estrépito, derribado por lama- 
no brutal del destino. 
•Apoyada contra los barrotes de una entreabier 
ta ventana con su blanco traje, sil negra cabellera 
suelta y fija la vista en el punto por donde debía , 
aparecer su adorado, la joven devoraba los mo 
mentos con febril ansiedad. Pálida, como la esta 
tua del dolor, denunciaba su semblante lo qué 
pasaba en su corazón.
	        
© 2007 - | IAI SPK

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.