Full text: Tomo 1.1919=número 2 (1919000102)

[410] 
elevación ante los ojos de algunos; pero en todo caso, ellos 
encarnan vigorosamente una filosofía práctica, repleta de 
sentido común, y sólo a ella débese el que tanto Moliere 
como Fielding posean las cualidades de moralistas eficaces, 
por cuanto que son moderados y simpáticos hasta en la 
manera de insinuarnos sus principios. 
Se comprende desde luego que gracias a estas afinida 
des electivas, que pudiéramos decir, Fielding se hubiese 
sentido desde un principio atraído hacia Moliere, y un cui 
dadoso examen de la totalidad de sus obras, inclusive de 
sus novelas, comedias, diálogos y artículos nos revela, en 
efecto, que supo asimilarse la esencia misma del espíritu 
fino y penetrante que palpita en las mejores páginas del 
gran escritor francés, al punto de valerle los elogios en 
tusiastas tanto dél Abate Prévost como de Voltaire,. en la 
época en que hizo representar su atildada adaptación de 
L’Avare de que ya hemos hecho mención. (1) 
La influencia de Moliere en Inglaterra fue, pues, como 
se ha visto, honda y persistente. Durante un período de 
cerca de tres cuartos de siglo, ese gran escritor fue la ins 
piración y la leyenda de numerosos dramaturgos dotados 
de una habilidad y de un talento regularmente mediocres; 
mas entre ellos todos, acaso no se encuentre uno que como 
Fielding haya sabido apreciar el talento y hacer suyas las 
características del inmortal modelo, y luego haya poseído 
el genio y el arte necesarios para reproducirlas en toda su 
lozanía y vivacidad prístinas, agregando en veces caracte 
res palpitantes de vida, episodios ingeniosamente combi 
nados y rasgos tan luminosos como profundos, que lejos 
de rebajar la obra original y empañar su lustre, sírvenle 
má sbien de eficacísimo realce, al igual que una fina y ar 
tística montura aumenta la belleza del más puro diamante 
y da mayor riqueza y esplendor a sus destellos. 
Panamá. 
(1) El Abate Prévost ensalza mucho la pieza y termina así: 
“Agregaré sin temor que si la pieza entera en el estado en que el 
(Fielding) la lia escrito, fuese traducida al francés, L’Avare, en esa 
nueva forma, recibiría en Francia aplausos que no serían en honor de 
Moliere.’’ Op. cit. Le Pour et le Contre. P^rís. 1733. No. 4. t. 1.. p. 96. 
Cf. también Voltaire. Oeuvres. Edition Beuchot. París. 1830 t. 
XXXVIII. pp. 428-429. 
—30—
	        
© 2007 - | IAI SPK
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.