al 1 1S te 2? = el si rá la 71€ 1: 10 to ON de e- os ue ol e- 7 La elección (Del natural) Como carneros de feria van cayendo los votantes, y uno á uno desfilando por delante del caudillo, que, al pasar, los escudriña con sus ojos penetrantes, mientras juega negligente con el mango del cuchillo. En un claro del potrero, chisporrotean humeantes sendos cuartos de vacuno, sobre brazos de espinillo, impregnando aquel ambiente sus aromas incitantes que encienden en las pupilas, con el lilambre, intenso brillo. Juegan unos á la taba, mientras otros más prudentes asan choclos con sus hojas en la cenizas calientes bajo el derroche de luces de un sol casi tropical. Llega un chasque á toda rienda.— ya el comicio está instalado... y el desfile se insinúa con rumor acompasado hacia el atrio ennegrecido de la Iglesia parroquial. HECTOR J. DELMONTE. La tapera En el abrá, la tapera, entre sus viejos horcones, dorado del sol que brilla con postrer relampagueo, se unde sombria y siniestra bajo los sauces llorones que la besan con stis ramas en su mustio cabeceo. Anochece. Por las sendas revuelan los dormilones, en el monte los zorzales cantan con breve gorjeo; se nubla el cielo y relucen en sus ignotas regiones, las estrellas que renacen, con pálido parpadeo. La tierra calla y se duerme; de hondo misterio se llena, ya sólo estelar penumbra vagamente la ílumína, : y en tanto que ailá, muy lejos canta un críspin su dolor. Como fantástica sumbra, la taciturna alma en pena írrumpe mágicamente de la solitaria ruina difundiendo por la noche tragico y mudo pavor. ALBERTO ÁRIGOS DE ELÍA. A nuestros agentes y a! Público Les pedimos disculpen el atrazo st-— frido por este semanario en su fecha de salida para el miércoles 18 del co- rriente; pero que hemos postercado has- ta el 28 a causa de dificultades impre- vistas surgidas á última hora. Desde el presente este semanario aparecerá todos los Sábados. A LOS COLEGAS Que han tenido la gentileza de anun- ciar la aparición de “Er Focón” le en- viamos nuestro más afectuoso saludo deseándoles larga y próspera vida. La REDACCIÓN. Laureles viejos Con este titulos inauguramos una pági- na literaria en la que trascribiremos to- do lo más selecto de las composicio- nes de nuestros primeros poetas. Engalanamos hoy esta página con una carta gaucha del inspirado Ascasubi 5 cuyo título es Combate de Obli- gado ó Los Misterios del Pa- rana que por olvido del cajista no encabeza la referida composición. Ev